Te recomiendo leer: Consejos para hacer el teletrabajo con éxito

Al tener sobrepeso u obesidad nuestro cuerpo carga más peso de lo que normalmente está acostumbrado, la espalda y articulaciones trabajan más. esto además de provocar dolores de espalda puede causar desgaste y molestias en la parte del lumbar.

La piel también sufre cambios, ya que se estira más cuando subimos de peso, esto provoca que salgan estrías y que se cuelgue la piel. Además de que la obesidad es un estado proinflamatorio.

Con el sobrepeso o la obesidad, el corazón se ve obligado a trabajar al doble, pues  tiene que bombear más sangre para que llegue a todo el cuerpo. Una de las principales consecuencias de la obesidad es la hipertensión, lo cual es alarmante, ya que el problema puede empeorar y se puede presentar un ataque al corazón debido a que las venas y arterias se llenan de grasa.

La autoestima puede verse afectada, ya que tener kilos de más provoca inseguridad al realizar las mismas actividades que antes, como correr, agacharse y levantarse. Además, causa que la ropa simplemente no luzca como antes.

¡Haz flexiones de pecho!

¡Haz flexiones de pecho!

 

El padecer obesidad o sobrepeso también hacen que se tenga mayor propensión a padecer diabetes, algún problema en el hígado o consecuencias en el aparato urinario como cálculos e incontinencia urinaria, así como infertilidad y disfunción eréctil, por eso es tan importante bajar de peso.

Además se incrementa el riesgo de padecer algunas enfermedades como reflujo gastroesofágico, colelitiasis, síndrome de ovario poliquístico, hernias y alteraciones en la sensibilidad.

Como verás no sólo es cuestión de estética, es cuestión de salud, te recomendamos que te acerques con un experto y él te ayudará a perder esos kilos de más.

Post escrito por: Ricardo Jurado Faggioni