Te recomiendo leer: ¿Cómo curarse de las alergias?

La tos juega un papel fundamental en la eliminación de los elementos irritantes e infecciosos del cuerpo, pero puede resultar muy molesta. El mejor tratamiento para la tos dependerá de la causa subyacente. Existen muchas posibles causas, entre las que se incluyen las alergias, las infecciones y el reflujo ácido.

Las personas que quieren usar remedios naturales para tratar la tos deberían buscar recursos y marcas. También deberían ser conscientes de que algunas hierbas y suplementos pueden interferir con los medicamentos, lo que puede provocar efectos secundarios no deseados.

Si presenta un tos grave o persistente durante algunas semanas, es esencial que consulte a un médico.

Las personas usan una gran variedad de remedios naturales para tratar la tos persistente. A continuación, explicamos remedios más importantes de forma más detallada.

1. Té con miel
La miel puede aliviar la tos.

Sobre tratamientos para la tos nocturna en niños. En él se comparan los resultados utilizando la miel oscura, el dextrometorfano, un medicamento para suprimir la tos y ningún tipo de tratamiento.

Aunque los beneficios de la miel fueron menores a los del dextrometorfano, los padres calificaron la miel como la más favorable de las tres opciones.

Para usar la miel como tratamiento de la tos, mezcle 2 cucharadas soperas con agua caliente y un té de hierbas. Beba esta mezcla una o dos veces al día. Por favor, evite que los niños menores de 1 año ingieran miel.

¡Consume cucharadas de miel para calmar la tos!

¡Consume cucharadas de miel para calmar la tos!

 

2. Jengibre
El jengibre podría facilitar la tos asmática o seca, ya que tiene propiedades antiinflamatorias. También podría aliviar las náuseas y el dolor.

Un estudio sugiere que algunos componentes antiinflamatorios presentes en el jengibre pueden relajar las membranas de las vías respiratorias, lo que reduce la tos. Los investigadores estudiaron principalmente los efectos del jengibre en las células de los seres humanos y animales, aunque es necesario realizar más investigaciones.

Prepare un té de jengibre con 20-40 gramos de rebanadas de jengibre fresco a una taza de agua caliente. Deje que se enfríe durante unos minutos antes de beberlo. Añada miel o zumo de limón para mejorar el sabor y calmar aún más la tos.

Tenga en cuenta que, en algunos casos, el té con jengibre puede causar malestar o acidez estomacal.

3. Líquidos
Lo más importante para la tos o un resfriado es mantenerse hidratado. Las investigaciones indican que ingerir líquidos a temperatura ambiente puede aliviar la tos, la secreción nasal y los estornudos.

Sin embargo, las personas con síntomas adicionales de un resfriado o gripe pueden beneficiarse de las bebidas calientes. El mismo estudio demuestra que estas pueden mejorar los síntomas aún más, incluyendo el dolor de garganta, los escalofríos y el cansancio.

El alivio de los síntomas es inmediato y continúan durante un tiempo después de terminar la bebida caliente.

Entre las bebidas calientes que pueden ser reconfortantes, encontramos:

1)Los caldos;
2)El té de hierbas;
3)El té negro descafeinado;
4)El agua caliente, o
5)Los zumos de frutas calientes

4. Vapor de agua
La tos húmeda, una de las que produce mucosa o flemas, podría mejorar con el vapor de agua. Tome una ducha o un baño de agua caliente y deje que el baño se llene de vapor. Quédese dentro durante unos minutos hasta que los síntomas mejoren. Beba un vaso de agua después para refrescarse y evitar la deshidratación.

De forma alternativa, prepare un bol de vapor de agua. Para hacerlo, rellene un bol grande con agua caliente. Añada hierbas o aceites esenciales, como el eucalipto o el romero, lo que le ayudará a mejorar la descongestión. Inclinese sobre el tazón y cubra la cabeza con una toalla. Así el vapor se quedará atrapado. Inhale los vapores durante 5 minutos. Si siente el calor del vapor en la piel, deténgase hasta que se enfríe.

 

5. Raíz de malvavisco
La raíz de malvavisco es una hierba muy usada a lo largo de la historia como tratamiento para la tos y los dolores de garganta. La hierba puede mejorar la irritación que produce la tos, debido a su alto contenido en mucílago. Se trata de una sustancia espesa y pegajosa que cubre la garganta.

En otro pequeño estudio se reveló que un jarabe para la tos a base de hierbas con raíz de malvavisco, tomillo y hiedra alivió la tos provocada por los resfriados comunes y las infecciones de tracto respiratorio. Tras 12 días de tomar el jarabe, el 90 por ciento de los participantes calificaron su efectividad como buena o muy buena.

La raíz de malvavisco también se encuentra disponible en forma de hierba seca o un té en bolsitas. Añada agua caliente y bébalo inmediatamente o déjelo enfriar primero. Mientras más tiempo permanezca la raíz de malvavisco en el agua, más mucílago beberá.

Los efectos secundarios pueden incluir malestar estomacal, pero puede contrarrestarlo tomando líquidos adicionales.

Puede adquirir la raíz de malvavisco en tiendas de productos para la salud o en Internet.

Post escrito por: Ricardo Jurado Faggioni