Te recomiendo leer: ¿Consejos para fomentar el ahorro familiar? 

 

Cuando busques un doctor de atención primaria para ti o para un ser querido, asegúrate de escoger a uno en quién puedas confiar. Recuerda que le estás entregando tu salud a alguien, por eso es esencial que lo hagas con mucha meditación quién será el que te cure de todas las enfermedades. El doctor de atención primaria puede:

1)Ayudarte a conservar la salud al recomendarte servicios preventivos, como pruebas de detección y vacunas
2)Tratar muchos problemas de salud física y mental
3)Remitirte a un especialista cuando necesites más ayuda con un problema de salud específico

Busca a un doctor que:

1)Te trate con respeto
2)Escuche tus opiniones e inquietudes
3)Te anime a hacer preguntas
4)Te explique las cosas en formas que puedas entender
5)Mira los siguientes consejos para encontrar un doctor que sea adecuado para ti.

Pide recomendaciones a las personas que conozcas.
Una muy buena forma de encontrar un doctor es pedir referencias de alguien que conozcas y en quien confíes.

Pregunta a tus amigos, familiares, vecinos o compañeros de trabajo si tienen un doctor que les guste.

Si estás buscando un nuevo doctor porque el que tienes va a jubilarse o a trasladarse a otro lugar, pídele a tu doctor actual una recomendación.

 

 

¡Escoge un buen doctor!

¡Escoge un buen doctor!

 

Verifica con tu compañía de seguros.

Si tienes seguro médico, tal vez tengas que escoger de una lista de doctores que pertenezcan a esa red (los doctores que acepten tu plan de seguro médico). Algunos planes de seguro médico te pueden dejar escoger un doctor fuera de la red si pagas una porción más alta del costo.

Llama a tu compañía de seguros y pide una lista de doctores de la localidad que acepten tu plan de seguro médico o usa el sitio web de la compañía para buscar un doctor.

Cuando hayas confirmado con la compañía de seguros, llama también al consultorio del doctor para verificar que acepte el plan de salud específico que tienes
Busca más información sobre los doctores que te interesan.

Haz una lista de los doctores que te interesan.

Piensa en qué tan fácil o difícil te resultará ir a las citas con cada uno. Llama a los respectivos consultorios para pedir más información sobre ellos. Las respuestas a las siguientes preguntas te podrían ayudar a tomar la decisión más acertada.

Piensa en la experiencia que tuviste después de la primera consulta

Si después de la primera cita tuviste contento con el trato, sentías que te recetó correctamente y te explicó detalladamente todo lo que tenías, entonces es un buen Doctor.

Post escrito por: Ricardo Jurado Faggioni