Te recomiendo leer: 10 razones para hacer ejercicio 

Ser vendedor es difícil requiere de mucho esfuerzo y tiempo para desarrollar la habilidad de la tenacidad. Pero tenemos que estar preparados para respuestas como el no puedo, no me interesa, no tengo tiempo para usted, etc. A veces estas palabras nos desmotivan para continuar con nuestro trabajo.  Debemos de recordar qué fue lo que nos llevó a vender, tal vez nuestra familia, buscar la independencia, no tener problemas financieros, etc.

Para evitar la respuestas de no tengo tiempo para escuchar lo que usted me va a ofrecer es simple, si quieres ser escuchado, debes de ir al grano dar detalles de los beneficios del producto o servicio que estás comunicando, sonar convincente. Lograr lo último es complicado pero solo con la práctica podrás conseguirlo.

Sentirnos desmotivado es normal no siempre vamos a estar de buen ánimo, pero recuerda que el ser humano tiene un Don, algo que nace desde adentro cuando todo va mal, la resiliencia nos ayuda a soportar cualquier tormenta. El siguiente paso es reinventarnos nosotros mismos, mientras vayamos avanzando en la vida estaremos acercándonos a nuestra meta.

 

Happy businesswoman recommending new business app Free Photo

 

También debemos trazarnos objetivos para conseguir nuestro propósito, en el camino habrá tropiezos, caídas, lágrimas, pero no nos desesperemos vayamos avanzando de poco y cuando tengamos nuestros éxitos anotarlos porque el fracaso es duro de superar. Es necesario recordar los logros, para saber que conseguimos nuestras prioridades.

Compararnos con la competencia es bueno pero si nos afecta emocionalmente es mejor no hacerlo porque nos sentiremos más amargados. Es recomendable que nosotros  mismos aprendamos a trabajar bajo presión para superar las ventas del mes anterior, nunca dejar de movernos y siempre buscar nuevos contactos.

Post escrito por: Ricardo Jurado Faggioni