Te recomiendo leer: ¿Cómo generar contactos para vender seguros?

 

Ser vendedor implica esfuerzo, sacrificio y estudio

 

Ser vendedor no es nada fácil, tienes que tener una actitud positiva y una mente entrenada para enfrentar las dificultades. La estrategia es fundamental para que las ventas fluyan por si solas. Un vendedor tiene que saber lo que va a ofrecer para que sus clientes lo tomen en cuenta, para poder hacerlo existen técnicas las cuales hacen posible su funcionamiento.

1) Ser efectivo
La organización es la clave, porque así podrás priorizar el tiempo en actividades más importantes. Buscar clientes adecuados para tu mercado será más útil brindarles tus servicios y productos. Las llamada intrusivas pasaron de moda, hay varias formas de encontrar a tus clientes, una de ellas es el Inbound Marketing, con esta herramienta podrás tener un mayor conocimiento del cliente.

Utiliza el correo electrónico, una manera efectiva de obtener información sobre tu consumidor o de tu audiencia es enviándoles correos de calidad para que ellos mismo te den su información. Asimismo sabrás si eres relevante por cada click que abren el correo. Para que tus correos sean leídos hazlo de una manera interesante, comparte  los beneficios de tus productos, llama la atención con el título del asunto, esto te dará profesionalismo.

 

 

¡Esfuérzate en cerrar las ventas!

¡Esfuérzate en cerrar las ventas!

 

2) Conoce tus prospectos
Conocer a tus clientes te cooperará en comprender sus necesidades. En base a estos resultados sacarás nuevos productos o los actuales les harás cambios. Con una información correcta de ellos podrás publicar en las horas que se conectan, les enviarás contenido de calidad de su interés, tendrás acercamiento con ellos y la relación podrá crecer.

3) Sé directo
Un error común de los vendedores es hablar bastante, por lo general esta acción hace desviar a la mente. Cuando estés en una reunión es primordial enfocarse en el producto, sus cualidades, sus beneficios, comentar cuál es la propuesta de valor, convencerlo de que te lo compren a ti más no a la competencia. Solo si el cliente es antiguo puedes usar frases para romper la tensión.

4) Promete lo que vendes
A veces por querer tener una venta no se dimensiona los hechos que se hace, hay que ser cuidadoso. Todo lo ofrecido tienes que cumplirlo, tus clientes confiarán más ti, si tu producto cumple con lo que ofreces.

5) Amplia
La diversificación te favorecerá, para lograrlo tendrás que ampliar tu portafolio, también tienes que salir a buscar a más vendedores, no te centres en un solo cliente.

Ser vendedor implica esfuerzo, sacrificio y  estudio. No seas improvisado con esa actitud nadie te tomará en cuenta, prepárate y da lo mejor de ti, no te rindas.

Post escrito por: Ricardo Sebastián Jurado Faggioni