Te recomiendo leer: La actitud es la clave para el éxito

¡El líder sabe escuchar a los demás!

El líder es aquel que suma a los trabajadores, no es aquel que resta, pero para llegar a que te sigan tienes que enfocarte en ti porque si no haces cambios nadie te va a seguir o a creer. Es esencial que demuestres con ejemplo porque eso influye más cuando uno predica. Ser líder no es fácil pero con el tiempo uno lo puede lograr.

Como una vez dijo Aristóteles “Somos lo que hacemos día a día; de modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”. El líder debe ver más allá del panorama tiene que encontrar la solución desde donde no hay respuestas.

Primero el líder les da la confianza a los trabajadores para que ellos resuelvan los conflictos que hay en una empresa. Si tienes influencia no debe crecer tu ego, más bien es todo lo contrario, tienes que ser humilde y escuchar a los demás porque escuchando a los otros podrás encontrar soluciones que tú no habías vistos.

Es necesario que involucrarse con los empleados de la compañía para conocer cuáles son los problemas de estos. Eso es lo que hace diferente entre ser líder o ser jefe, además saber lo que pasa, te podrá dar predicciones de lo que pueda pasar más adelante para poder dar una estrategia de inmediato y evitar caer en el conflicto.

 

El líder comparte sus opiniones

El líder comparte sus opiniones

 

El líder tiene la capacidad de darles la prioridad a todos los trabajadores y hacerlos sentir por igual, nadie tiene que ser más que otros. En las diferentes áreas que hay todos deben de respetarse, esto debe inculcar un líder. Asimismo él tiene el deber de conocer las debilidades y fortalezas suyas y las de los empleados para poder trabajar en las imperfecciones, para después mejorarlas.

Él debe de tener carisma para poder tener una buena relación con los que ejecutan en su compañía. No solo eso también tiene que ser responsable cumplir con lo que se dice, para que los demás no duden en seguirlo.

También tiene que estar informado, él no tiene que dar aun lado las actividades de la compañía porque si lo hace ningún trabajador, lo tomará enserio, tiene que mostrar interés para que todo fluye desde la jerarquía más alta, hasta el último rincón de la empresa. Ser líder no es un trabajo para pusilánimes, tienes que estar enfocado y concentrado todo el tiempo para hacer crecer a los que están en tu mando, al mismo tiempo que cumples que tus objetivos y metas de la organización.

Post escrito por: Ricardo Jurado Faggioni