La palabra medio ambiente proviene del latin “medius” y “ambiens”, lo que en conjunto quiere decir “lo que está a ambos lados”. Es el conjunto de componentes físicos, químicos y biológicos externos que interactúan con los seres vivos.

Ambiente es todo los que nos rodea, de ahí radica la importancia de cuidar y mantener un medio ambiente sano. Que esto prevalezca depende únicamente de los que habitan y coexisten en este sistema.

Lamentablemente, el ser humano es el depredador No.1 de nuestro planeta. Casi un 80% de los bosques del mundo han sido degradados y algunos destruidos. Son muchos los ecosistemas que han sufrido la intervención negativa del hombre. La tala indiscriminada de árboles, trae como consecuencia la disminución de CO2 y contribuye al aumento del efecto invernadero. Alrededor de 300 mil millones de toneladas de carbón son almacenados en las partes vivas de los árboles, cuando son destruidos por tala o incendios, este carbón es liberado a la atmósfera, y altera el clima de nuestro planeta. Por otro lado, los hogares naturales de diferentes especies también se ven afectados, obligándolos a emigrar a otras regiones y en casos extremos a desaparecer.

Es importante que el hombre sepa armonizar el crecimiento del desarrollo tecnológico, el avance de la civilización y el equilibrio ecológico. Los recursos renovables: biomasas, energía hidráulica, etc., y los recursos no renovables: acuíferos subterráneos, minerales, metales, petróleo, sólo por mencionar algunos deben ser protegidos; ya que con el tiempo se agotarán.

Actualmente existen muchas personas conscientes del riesgo que conlleva el alterar nuestro medio ambiente. Es un tema de responsabilidad social. En la actualidad existen muchos acuerdos y tratados firmados de manera voluntaria para comprometerse a desarrollar acciones y estrategias adecuadas que permitan frenar el desgaste ecológico.

 

¡Plantemos para mantener el aire que respiramos!

¡Plantemos para mantener el aire que respiramos!

 

Todos podemos ser parte del cuidado al medio ambiente. Existen acciones prácticas que pueden realizarse sin mayor esfuerzo y con ello dar el primer paso hacia un futuro más sostenible.

Recicla: Es una de las maneras más fáciles de combatir el calentamiento global, evitando generar mayor contaminación.

Residuos químicos: Evitar desecharlos en mares y ríos.

Luz Solar: Aprovechar los rallos del sol como fuente de luz y calor. Los cambios de horarios nos ayudan a conservar energía.

Agua: Es considerado el bien natural más valioso del planeta razón por la cual su uso debe ser adecuado y controlado, evitando el desperdicio innecesario.

Reforestar: Al plantar un árbol estamos ayudando a conservar la biodiversidad y el habitat. Los bosques sanos favorecen la presencia del agua y la recarga del manto acuífero; además, proporcionan mejores niveles de oxígeno a nuestro planeta.

Hay mucho camino que debemos recorrer para mejorar y contribuir de manera eficiente la lucha por restacar nuestro medio ambiente, la sociedad en su totalidad debe crear un frente común en contra de la destrucción que ha sufrido nuestro planeta. El futuro nos espera, estamos a tiempo de frenar esta problemática y revertir el daño ya causado a nuestros recursos naturales.

 

Post subido por: Ricardo Jurado Faggioni