¿Qué es la vitamina E?

Para nada se trata de una vitamina nueva, siempre se ha encontrado en alimentos como ciertos aceites vegetales, frutos secos y semillas, espinaca, brócoli, además de productos fortificados, como cereales para desayunar o de caja, jugos, margarinas, en fin, por eso la importancia de checar las etiquetas de tus alimentos, siempre y cuando evites estos 5 errores.

Pero… ¿para qué sirve? De acuerdo al National Institutes of Health, se trata de un nutriente liposoluble que estimula el sistema inmunitario (al igual que estos alimentos para subir tus defensas) para combatir las bacterias y virus, además de ayudar a dilatar los vasos sanguíneos y evitar la formación de coágulos en su interior.

Sin embargo, uno de sus beneficios más difundidos es su poder antioxidante, que protege a las células contra los daños de los radicales libres, a los que todos estamos expuestos.

¿Tomar vitamina E engorda?

En algunos casos, se considera que agregar el contenido de las cápsulas de vitamina E a nuestra rutina de belleza, puede traer beneficios a tu cutis, como prevenir las arrugas, más si has decidido tomarlas, por estos u otros beneficios, debes saber la verdad: no hay una prueba científica de que ingerir vitamina E engorde.

De hecho es un temor común en el consumo de vitaminas, sin embargo, éstas no tienen calorías, por lo tanto no influyen en tu peso corporal, o no directamente. Es más, para tu mayor tranquilidad, nutriólogos indican que el consumo de vitamina E de forma natural o de algunos suplementos, puede ayudarte a prevenir la acumulación de grasa abdominal.

¡Consume alimentos sanos!

¡Consume alimentos sanos!

 

¡Aguas con los suplementos!
Si bien estas vitaminas son de fácil acceso, debes tener mucho cuidado y consultar con tu médico sobre su consumo. Especialistas de Mayo Clinic advierten que tomar altas dosis de vitamina E puede ser perjudicial para tu salud, en especial si tienes alguna enfermedad o has sufrido un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular.

Asimismo, este suplemento puede interactuar con algunos medicamentos, de ahí la importancia de no tomarlo a la ligera. Para obtener sus beneficios, mejor incorpórala a tu dieta; de acuerdo a especialistas, la dosis recomendada en un adulto es de 15 mg que puede obtenerse con una alimentación balanceada

Ahora ya lo sabes: la vitamina E no engorda, si te la recetó tu médico o un especialista, puedes puedes tomarla sin miedo y beneficiarte de sus propiedades.

Post Original: Salud180.com 

Post subido por: Ricardo Jurado Faggioni